Ella creyó que estaba entrenando a un nuevo empleado, pero era el dueño de la compañía