Viento y sol, fuentes de energía que amenazan a los apagones dominicanos

SANTO DOMINGO. Desde parques eólicos, pasando por plantas solares, centrales hidroeléctricas y generadores a partir de la biomasa, las posibilidades de producción de energía renovable en el país son diversas y elevadas. De acuerdo con el informe “Aprovechamiento de los Recursos de Energía Sostenible de la República Dominicana”, publicado en julio del año pasado por el Worldwatch Institute, el país tiene el potencial de revolucionar la manera en que produce y consume electricidad.

En su estudio, el Worldwatch Institute sostiene que que República Dominicana puede lograr hasta un 85% de generación eléctrica renovable para el 2030, con costos de inversión de menos de US$47,000 millones entre los años 2013 y 2030.

Pero de acuerdo con el estudio, República Dominicana puede ahorrar más de US$25 mil millones si invierte en energías renovables para la generación de electricidad, mientras que la dependencia de los combustibles fósiles, como sucede en el actualidad, le costará al país unos US$70 mil millones para el 2030, de los cuales US$52 mil millones representan costos de combustible.

“Con sólo entre 15 y 20 granjas eólicas de tamaño medio (60 megavatios cada una) se podría satisfacer la mitad de la demanda energética del país”, dice el estudio.

Mientras que sobre la energía solar, estima que 93.5 kilómetros cuadrados de paneles solares fotovoltaíco en Santiago “sería suficiente para alimentar a todo el país”. Y una capacidad muy cercana la ofrece la irradiancia horizontal global (GHI) que desde los cielos de Santo Domingo, al país le regala el Sol.

El promedio de GHI es del rango de los 5 a los 7 kWh por metro cuadrado al día en todo el territorio dominicano. En comparación, Alemania, con casi la mitad de la capacidad instalada de energía solar fotovoltaica del mundo tiene GHI promedio de solo 2.9.

El viento y el Sol son las fuente de energía inagotable y limpia que a República Dominicana les regalan los cielos.