Moderno transporte avanzó en medio de quejas y protestas

SANTO DOMINGO. Las constantes quejas de moradores y protestas de comerciantes que no recibieron indemnización, por supuestamente ser afectados por la construcción de la extensión de la segunda línea del Metro de Santo Domingo (L2 Este), no retrasaron los trabajos de la magna obra; al contrario, estuvieron indetenibles durante este año 2015.

El avance del sistema ferroviario en el municipio Santo Domingo Este (SDE) evidenció que los fondos “fluyeron” mes por mes, como lo pidió al Gobierno, en más de una ocasión, la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret). La institución alertó que las compañías internacionales no trabajaban con pagos cada dos meses, sino mensuales.

Días después de este llamado de atención, el Ministerio de Hacienda y la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD) suscribieron un convenio de financiamiento de apoyo presupuestario por US$210 millones, que, entre otras cosas, incluía invertir en la L2 Este, con el propósito de mejorar la movilidad urbana del municipio.

Mientras se aceleraba la construcción del puente atirantado sobre el río Ozama, que conectará la capital con la zona oriental, residentes en los sectores Gualey, del Distrito Nacional, y Los Mina del municipio SDE, denunciaron en diversas oportunidades que las grúas y otras maquinarias pesadas constituían un peligro para sus familias.

Estas aseveraciones fueron refutadas por la Opret, entidad que no flaqueó al decir que se tomaban las previsiones de lugar para evitar accidentes lamentables.

Leonel Carrasco: “Si los recursos fluyen”

El subdirector de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret), Leonel Carrasco, acuñó la frase: “Si los fondos fluyen”, como respuesta a la prontitud en la que avanzaría la extensión de la segunda línea del Metro de Santo Domingo. Durante este 2015, el funcionario manifestó que si los fondos se desembolsaban a tiempo, mes por mes, las primeras pruebas del moderno y rápido sistema de transporte se realizarían en el primer trimestre de 2016.

A la fecha, las cuatro estaciones que se construyen en la avenida San Vicente de Paúl registran un considerable progreso.

Millones de dólares para mejorar el tránsito

Luego de un año y 20 días de excavaciones, a mediados de este año quedó empalmado el túnel minero de la L2 Este, por el que se espera recorran miles de usuarios a través de seis trenes.

En este escenario, el director de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte, Diandino Peña, advirtió a los comerciantes de la avenida San Vicente de Paúl, que el Gobierno no tenía la capacidad de resarcir las pérdidas económicas de sus negocios en la proporción que merecían. Sin embargo, les recordó el beneficio que tendrán con el flujo de personas que moverá la L2 Este.

La extensión de la segunda línea del Metro de Santo Domingo (L2 Este) es una iniciativa aplaudida por el alcalde del municipio Santo Domingo Este, Juan de los Santos, quien dijo confiar en que el sistema de transporte mejorará de manera significativa el caos vehicular en la zona oriental.