El “Rally del Borracho”, una tradición que hace honor al espíritu festivo dominicano

SANTO DOMINGO. Desde las 10:00 de la mañana de hoy, el espacio comprendido entre las calles Monseñor Ricardo Pittini y Cotubanama del barrio Don Bosco empezó a llenarse de gente, de gente de distintos puntos del Gran Santo Domingo con un solo propósito: beber alcohol y escuchar música para festejar con horas de antelación el Año Nuevo. Una tradición que cumple 45 años y que se bautizó desde sus inicios como “El rally del borracho”.

¿Por qué se llama rally del borracho? “En principio, eran los vecinos de la zona que daban vueltas por las calles en sus carros y tocaban bocinas, por eso se llama rally. Era algo entre los vecinos para celebrar el Año Nuevo, un festejo que con el tiempo fue llamando a otras personas fuera del barrio y fue creciendo”, explicó a DL Leonel Báez, uno de los organizadores de la actividad”.

Y ha crecido tanto que ya a media tarde es difícil caminar entre las decenas de personas que se reúnen en grupos, la mayoría rodeando neveras portátiles de diferentes tamaños, llenas de hielo y arrimadas a ellas botellas de distintos licores, en especial de ron y whisky.

Mientras, se escucha la música a alto volumen y varios de los participantes se animan a bailar y corear las canciones, mientras esperan la anunciada música en vivo que estará este año a cargo de Yiyo Sarante y el Alfa.

Entre los grupos se observan desde vecinos que disfrutan del ambiente frente a sus casas, también sumándose a “la bebida”, jóvenes y adultos. Tan adultos como la señora Telma Reyes, que con 73 años trata de seguir el ritmo de la salsa que suena en los altoparlantes con un vaso foam en las manos que contiene una bebida alcohólica.

“Es la primera vez que vengo, me anime por mis hijas y mi nieta”, alza el dedo indice de su mano derecha y señala a un grupo de tres mujeres que beben cerveza y conversan a pesar del alto volumen de la música. Telma dice que tiene varias horas en la actividad y que vive en Villas Agrícolas. “Me voy cuando termine”, dicen mientras sonríe.

Cerca de la señora Telma se encuentra Japhet Rodríguez, quien reside en la zona del kilómetro 9 de la Autopista Duarte. “Siempre quise venir, y hoy me animé y aquí estoy. Es la primera vez que vengo. La estoy pasando bien”.

Entre las personas se observan agentes de la Policía Nacional y de seguridad privada.

Seguridad y precauciones

Leonel Báez aseguró que el “Rally del Borracho” siempre ha contado con medidas de seguridad para evitar inconvenientes, en especial desde que cuenta con patrocinio.

Explicó que además de la Policía Nacional y el personal de seguridad privada contratada para la celebración del rally, cuentan con el apoyo del Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional y de varias ambulancias en caso de que se presente un caso de emergencia.

Se observó también en la entrada a la zona donde se realiza el rally, ubicada en la salida de la calle Ricardo Pittini con 27 de Febrero, que los agentes revisaban a las personas pare evitar la entrada de armas.

Báez dijo que la actividad se extenderá hasta las 8:30 de la noche y que luego las calles serán limpiadas por un equipo organizado para estos fines. “No se amanece, pues los residentes de la zona tienen su festividad familiar para recibir el año”, señaló.

Pero mientras llega el final de la jornada, los ánimos se mantienen altos y el gentío que llena las calles del barrio Don Bosco hace honor a la tradición que ya lleva 45 años: festejar la llegada de un nuevo año animados por la bebida y la música.

  • El “Rally del Borracho”, una tradición que hace honor al espíritu festivo dominicano