Los hijos de Michael Jackson se quedan sin el 50% de Sony Entertainment

SANTO DOMINGO. El sello disquero Sony acordó la compra del 50% de la participación que perteneciera al astro Michael Jackson en Sony/ATV, el mayor sello de edición musical del mundo que ambas partes fundaron en 1995, según un comunicado emitido en la medianoche.

De este modo, los hijos herederos del Rey del Pop dejan de ser dueños de esa mitad, algo de lo cual quizás se arrepienten el día de mañana.

La multinacional y los albaceas de Michael Jackson acordaron la adquisición por parte de Sony Entertainment, rama de contenidos audiovisuales del grupo, del 50% de la sociedad a cambio de unos 750 millones de dólares.

Sony es a partir de ahora el único dueño de un catálogo cuyo valor irá ganando valor cada vez más, debido a que incluye material de casi todos los grandes artistas musicales de la contemporaneidad: incluyendo a los Beatles, los Rolling Stones, Michael Jackson, Céline Dion, Shakira, Mariah Carey, Rihanna, Taylor Swift, Enrique Iglesias, Calvin Harris o Maluma

Fue en 1984 cuando Michael Jackson, se hizo con el catálogo de manos del australiano Robert Holmes à Court, y Sony le propuso una década después hacerse con la mitad del mismo mediante la fusión de ATV y Sony Music. En 2006, cuando el artista bordeaba la bancarrota, ya negoció la venta, aunque finalmente no se llegó a un acuerdo. El catálogo incluye canciones tan emblemáticas como Blowin’ in the wind de Bob Dylan, Sweet Caroline de Neil Diamond o temas de Roy Orbison y Destiny’s Child.

En septiembre del año pasado Sony decidió hacer efectiva una cláusula que figuraba en el contrato entre ambas partes, que daba opción a que una de ellas se hiciera con la totalidad de la sociedad. “Esta adquisición permitirá a Sony adaptarse más rápido a los cambios en el negocio de la edición musical”, explicó el consejero delegado de Sony Entertainment, Michael Lynton, en el comunicado dado a conocer hoy.

La multinacional y los herederos de Jackson, principalmente sus hijos, harán efectivo el acuerdo alcanzado para el próximo 31 de marzo.