La verdad tras la histórica conversación entre Obama y Pánfilo

REDACCIÓN. Como una genialidad política fue definida la conversación entre el presidente de los Estados Unidos Barack Obama y Pánfilo, ese inteligente y empático personaje humorístico creado por el actor Luis Silva para el popular espacio semanal “Vivir del Cuento”, para “allanar” el terreno tras su visita a Cuba, convirtiéndose en el primer presidente de esa nación en visitar el país luego de 88 años.

Pero, como se gestionó y se realizó la entrevista, según el propio actor fue la Casa Blanca, quien ideó la posibilidad de una conversación telefónica “real” entre el Presidente de los Estados Unidos de América y el personaje que él realiza.

En una entrevista publicada por el bolg cubano “CineCortar”, el comediante admitió que la propuesta vino del gobierno estadounidense. “No hubo que hilvanarlo. Fue real, a pedido de la Casa Blanca. Se grabó ayer viernes. Esto me ha emocionado muchoooo”.

Para rematar con un: “Todavía no me lo creo”.

Además, aseveró que fue un deseo del propio Obama de sus asesores

“Nunca imaginé tener tres conversaciones telefónicas directas con la Casa Blanca en una semana. Yo les enviaba el guión y ellos lo revisaban. Nos llamábamos e intercambiábamos, traductora por medio, of course. Me explicaban que no pusiera tantos textos al Presidente. Que utilizara textos más sencillos, entre otras recomendaciones”.

Detalló que fue el guión más corto, pero más emotivo y difícil de su vida, durante la grabación Obama se salió del guion”.

“Cuando recibimos su grabación ayer en la tarde, vimos que el presidente agregó: ‘No me digas, ¿qué bolá?’”

“Como eso no estaba en mi guion ni en lo que yo había grabado, tuve que ponerle un ‘qué bolá’ en off durante la edición. Escúchalo en el vídeo”.

“Hoy está revuelta Cuba con ese vídeo. Nadie lo esperaba. Y lo teníamos en secreto hace como 10 días, enfatizó.”

Dice además, que este vídeo ha sido probablemente el acontecimiento más sonado para la televisión cubana en muchas décadas.

“Eso me han dicho mucha gente. Que hemos revolucionando la TV Cubana. Si, definitivamente, un hito histórico, y también ha sido algo grande para el programa”.

Le digo que no solo histórico, sino con seguridad insuperable, dada la magnitud del hecho y la personalidad que se brindó para hacer de contrafigura a su personaje. Un premio a su popularidad en Cuba y en Miami, ganada a base de mucho esfuerzo y talento.

En Estados Unidos, es común que los presidentes y los aspirantes a la presidencia vayan a los ‘reality shows’ más importantes de las cadenas nacionales para interactuar en sketch humorísticos con sus talentos más queridos y arraigados en la audiencia: el propio Barack Obama y su esposa Michelle, Hillary Clinton, Donald Trump, Bernie Sanders.

Sin embargo, esto es prácticamente imposible en Cuba, pues, en sus intervenciones públicas, sus dirigentes muestran una solemnidad y una seriedad que llega a crear una barrera en las afinidades, se detalla en el blog cubano.

“Obama se ha metido hoy a los cubanos de lleno en su bolsillo. Una lección muy gratificante de cómo llegar a la gente dejando fuera convenciones y protocolos preestablecidos, y de cómo hacer la más inteligente propaganda política haciendo un ‘tour de force’ inesperado: en este caso -y contra toda lógica ‘encuadrada’- por medio del humor, que inexorablemente forma parte de la idiosincrasia del cubano de todos los tiempos”, finaliza la información publicada en el medio caribeño.