Fallece a los 88 años el médico personal de Elvis Presley

WASHINGTON. Georges Nichopoulos, que fue el médico personal del “Rey del Rock”, Elvis Presley, y al que le fue retirada la licencia para ejercer por recetar demasiados fármacos adictivos a sus pacientes, falleció el miércoles en Memphis.

El fallecimiento de Nichopoulos, a los 88 años, fue anunciado por la funeraria Memorial Park de Memphis en su página web.

Nichopoulos, conocido como Doctor Nick, era el médico de guardia en el centro médico de Memphis que en 1967 acudió a Graceland, la mansión de Elvis, para atender al cantante por unos dolores ocasionados por pasar demasiado tiempo montando a caballo.

A raíz de esa visita, entre ellos se estableció una relación que en la última década de la vida del artista, hasta su muerte el 16 de agosto de 1977, fue estrechándose.

El propio Doctor Nick aseguró en una entrevista en 2009 que llegó a convertirse en uno de los amigos más íntimos de Elvis.

En julio de 1995, el Consejo de Examinadores Médicos del Estado de Tennessee declaró a Nichopoulos culpable de graves irregularidades en el ejercicio de la medicina y le retiró el permiso para ejercerla por recetar demasiados fármacos adictivos a sus clientes.

Después de tres años de litigio, el tribunal del consejo médico determinó que el médico faltó a la ética profesional al menos con trece de sus pacientes, entre ellos la también estrella del rock and roll Jerry Lee Lewis.

Anteriormente, en 1981, un tribunal ya había exculpado a Nichopoulos de un delito de negligencia por haber recetado demasiados fármacos a Elvis Presley, que falleció debido a una arritmia coronaria que pudo haber sido ocasionada por una sobredosis de medicamentos que requerían receta.

En la autopsia al cadáver del “Rey del Rock” se encontraron restos de barbitúricos, sedantes, codeína, antihistamínicos, Valium, morfina y otros opiáceos.

En 1980, el médico, que siempre dijo ser objeto de una persecución debido a la notoriedad de sus clientes, también había perdido temporalmente su permiso para ejercer su profesión por prescribir demasiados fármacos adictivos.